Los 10 mandamientos para lucir abdominales

¿Realizas cientos y cientos de abdominales, prácticamente todos los días a la semana, y, sin embargo, nunca parece que empiecen a tener forma? ¿Qué está pasando? Por más que los ejercitas y pones todo tu esfuerzo, los resultados nunca llegan. Ante todo, es necesario saber que son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de desarrollar la pared abdominal y conseguir que se marquen los ansiados abdominales. La genética, la alimentación y una buena rutina de ejercicios son determinantes a la hora de que se desarrollen más o menos.

Todos tenemos abdominales. La diferencia se encuentra en si se ven o no. Antes que nada, debemos saber que su principal función es proteger la columna vertebral. La pared abdominal está formada por una serie de músculos, internos y externos, que son los que contienen los órganos (los intestinos, el estómago, el hígado…). Por tanto, no solo debe preocuparnos su estética.

Ahora bien. ¿Podemos lucir los abdominales soñados? La respuesta es sí. Desde Fit Club Madrid queremos compartir una serie de recomendaciones para lograr unos abdominales marcados siguiendo siempre pautas saludables para conseguirlos.

 

  • Entrena a diario, siempre según tu condición física -cada una es diferente- e intenta realizarlas con la misma frecuencia que el resto del cuerpo.

 

  • Cuando los trabajemos, es importante realizar entre 15 – 20 repeticiones por serie.

 

  • Siempre que se trabajen los abdominales debemos hacer lo mismo con la parte lumbar, ya que se trata de músculos antagónicos y deben de estar equilibrados para no sufrir lesiones.

 

  • Descansa entre días, el descanso es una parte muy importante para el desarrollo muscular: Por ello, mantener una buena planificación de los entrenos es lo idóneo.

 

  • Ejecuta los ejercicios con la mayor conciencia posible de forma que mantengas toda la concentración en el propio ejercicio. Si los realizas con la supervisión de un profesional que te indique desde un principio la ejecución correcta, así ayudará mucho en la adecuada evolución.

 

  • Añade los abdominales a todo sistema de entrenamiento, es muy importante mantener un core fuerte para realizar cualquier ejercicio.

 

  • El movimiento de nuestro cuerpo y encontrarnos siempre activos (evitar una vida sedentaria) hace que evitemos la acumulación de grasa en la zona abdominal. Caminar, andar, hacer ejercicio ayudará a que no se almacene la grasa en nuestro cuerpo y, en especial, en esta zona.

 

  • Los abdominales empiezan en la alimentación. Es necesario llevar a cabo una dieta personalizada enfocada a este objetivo. Si tu porcentaje graso actual es bajo, es muy probable que empieces a notar buenos resultados rápidamente. No obstante, si tu condición física no es la óptima, no importa si haces 100 o 1000 repeticiones de abdominales ya que tu porcentaje graso no te permitirá ver los resultados deseados. Recomendamos comer mucha fruta y verdura, eliminar las grasas poco saludables e incluir alimentos que contengan granos enteros. Además de eliminar el exceso de sal y los alimentos procesados.

 

  • Tu alimentación es saludable, pero no ves resultados. Algo que ocurre con frecuencia. Esto se debe a que tu consumo calórico es mayor que tu gasto energético. Si consumes más de lo que quemas es muy poco probable que se te marquen los abdominales. Debemos inducir un déficit calórico para bajar nuestro tanto por ciento de grasa.

 

  • Procura que tu comida previa al entrenamiento sea ligera porque ayudará a sentirte menos pesado e inflamado durante el mismo, permitiendo así poder dar el máximo de ti en cada sesión.

 

¡Ten paciencia! Una mente positiva y una buena disposición son imprescindibles para lucir tableta.

Sin cometarios

Publica un comentario